“1 Pedro 2:17 “Honrad a todos. Amad a los hermanos. Temed a Dios. Honrad al rey”

 Cuatro puntos esenciales para la vida de fe.

“Honrad al rey”. Las noticias cotidianas agobiantes en cuanto al estado de cosas de la nación no puede mutilar nuestra esperanza colocada en los atrios del cielo.

Ciro, amo del Israel esclavizado, fue instrumento de Dios. Ese pensamiento debe primar en nosotros, Su pueblo, sometido al absurdo acuciante de las injusticias, del  abuso que intenta robarnos hasta la esperanza.

Toda la historia de la Redención está sujeta a actores de dolor y abuso, usados por Dios para beneficio de Su pueblo. Reyes violentos creyendo sólo en sí mismos. Corruptos y corruptores provocando la ira de Dios. Abusivos personajes egocéntricos que en sus procederes hicieron levantar los héroes de la historia de la fe que dieron el paso al frente por Dios, por Jesús.

El sometimiento a la autoridad terrenal es tema importante para el pueblo de Dios, en tanto es la evidencia de saber que Dios está en control a pesar de las circunstancias. Ya vimos que Pedro nos insta a hacerlo “Por causa del Señor” (1 Pedro 2:13-14), de manera que la próxima vez que leamos o escuchemos las noticias, asumamos la realidad del sometimiento como aquella canción infantil: “¡porque la biblia lo dice!”

La esperanza se seca cuando colocamos el abono de nuestra atención en la realidad caída del hombre y no en Su Palabra. La queja constante cultiva el espíritu de rebeldía contrario a la paz que Dios nos requiere.

La obediencia en el sometimiento a la autoridad es un acto de sanación para la queja ante el absurdo de la corrupción estatal.

¿Será la corrupción rampante estrategia permitida por Dios para revelar la gloria de Su Nombre más adelante? ¡Sí Señor ¡Aleluya!…continuará…”

 365 Reflexiones…357

Diciembre 24

Advertisements