1 Juan 2:15-16 “Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre”

La dimensión eterna de un planteamiento para la cotidianidad: Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre”

La convicción que tengamos de la promesa de vida eterna, define en mucho la temporalidad mundanal pasajera a que nos asomamos cotidianamente.

Cuando el horizonte al que marchamos es la eternidad prometida en Cristo, la comodidad mundanal pasajera, complaciendo los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida” (v.16) en lo cotidiano, se nos hace estorbo porque estamos ocupados haciendo la voluntad de Dios en esa cotidianidad.

¿Cuán cómodos estamos? ¿Cuánto deseo y vanagloria llena nuestra cotidianidad?

Lo que define al creyente fiel es hacer en su vida y con su vida la voluntad de Dios, que siempre estará enfocada en hacer, diligentemente, el bien que a Él agrada.

El pequeño gran Pablo nos da, en Romanos 12:1-21, lo puede ser el complemento práctico ideal para este planteamiento de Juan. Romanos 12, es, si se quiere, la norma de comportamiento para un creyente comprometido.

Pablo, como Juan, está escribiendo a una iglesia en medio de la mundanalidad misma del Imperio Romano, y busca dar pautas de comportamiento para mantener el vínculo vital de la comunión con Dios por medio de Cristo en el quehacer cotidiano con lo hermanos en la fe en la vida de iglesia.

Oremos por la valentía necesaria para amar a Dios en medio de la mundanalidad que corroe principios y adormece la moral. La mundanalidad que nada tiene por absoluto y todo por relativo, dando rienda suelta, justamente, a los deseos y la vanagloria sobre los que Juan reflexiona y Pablo aconseja.

Oremos por el fortalecimiento de nuestra comunión con Dios en el vínculo vital de nuestra relación con Cristo Jesús. ¡Ayúdanos Señor!”

365 Meditaciones…83

Marzo 23

Advertisements