1 Juan 4:12 Nadie ha visto jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros. En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros, en que nos ha dado de su Espíritu

No es ver para creer, es amar para saber.

“Dios es amor”, es el encabezado que la versión Reina-Valera da a esta porción de la Palabra, y con razones de sobra. Juan trata la inseparabilidad del concepto del amor y la esencia de Dios mismo.

Recordemos que Juan está advirtiendo a la segunda y tercera generación de cristianos del Siglo I, sobre las corrientes opuestas que estaban retorciendo las enseñanzas que Jesús había dejado a Sus discípulos.

En este verso, Juan entra en un tema de orden práctico para reforzar la idea de Jesús, el unigénito Hijo de Dios, como la persona por medio de quien llegamos a conocer al Padre: “Nadie ha visto jamás a Dios” En 1:18 de su Evangelio, el mismo Juan hace esta referencia cuando dice: A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.”

Sólo por medio de Cristo tenemos acceso al Padre. Nada, ni nadie más nos puede acercar al Dios verdadero.

Considerando el tema de los falsos hombres de Dios que Juan viene tratando en la carta, es posible concluir dos cosas, primero que en este verso 12 Juan sigue dándonos pautas del amor entre hermanos como evidencia del obrar del Espíritu en nosotros y de nuestra permanencia en Dios, pero también a modo de advertencia en cuanto a que “Nadie ha visto jamás a Dios”.

No hay que ver para creer, sino que hay que amar para saber que creemos.

Quien duda amar, pone en duda sus convicciones de fe. Amar no es opcional para quien ha recibido del Espíritu. Las evidencias del amor en nuestra vida, son las evidencias del Espíritu obrando en ella y de nuestra permanencia en Dios y Dios con nosotros.

¿Cuánto amor evidenciamos? ¿Evidenciamos la cercanía de Dios en nuestra cotidianidad? ¿Conocemos que permanecemos en Él y Él en nosotros?”

365 Meditaciones…105

Abril 14

Advertisements